martes, 26 de enero de 2010

...AMOR...(...dejaste dias muertos,dias al pasar...)...VOY EN EL METRO BUSCO AMOR...(...nunca te he esperado tanto...)


SOLA....


Entre la multitud que diario te utiliza para llegar a sus destinos.

Sola entre millones de ideas y pensamientos que nunca se sabrán , entre miles de alegrías y tristezas que me rodean sin siquiera saberlo.

Solo tu, metro querido,sabes bien quien soy,sabes qué me duele y por qué duele,y sabes bien a donde llevarme .



Cuantas veces me haz visto llorando tu?


Haciendo cuentas, el numero de veces que me haz visto llorar es igual al numero de pasajeros que viajan por tus túneles cada día.


Hasta yo perdí la cuenta...


Pero es entre esos túneles donde se esconden mis secretos,mis vivencias y mi verdadero YO.

Esos grandes espacios subterráneos que funcionan como venas en las que fluye la sangre de la vida misma, vida que camina diariamente buscando: buscando el pan de cada día, buscando una oportunidad,buscando el camino hacia la amistad,buscando amor.

Y que si por alguna razón quedara bloqueada una sola de tus venas, causaría un inevitable paro cardíaco al corazón de la cuidad a la que das vida. A ti, metro, que das vida,hay quien también te utiliza para buscar la muerte.



Muerte,muerte,muerte,muerte,muerte,muerte,muerte...



Metro, monstruo de 11 brazos que abraza a media ciudad,lugar donde los ciegos ven,los sordos oyen, los minusvalidos caminan y los mudos con sus mochilas gritan a diario su ilegal cantar. Como sirenas encantando a los usuarios con su irresistible y mortífero sonido: a 10 pesos el disco,la bolsa, los dulces, piratas del asfalto al fin, a 10 pesitos,a 10...


Tu que al final de camino me muestras una luz, de esperanza, de alegría, un poco de aire, te preocupas por mi, y me cuidas de que no me pase nada, a menos que sea decisión propia, saltar a tus enormes,brillantes y eléctricas vías que te dan energía para seguir adelante,sabes bien a manera de metáfora que al final de cada túnel,hay una salida.




Hoy como otras veces, me haz visto derramar mis lagrimas, y casi siempre es por lo mismo: lagrimas de traición,lagrimas de dolor,de desprecio, de tristeza y desesperanza,me haz llevado y traído a los lugares mas inhóspitos para mi, me haz llevado a destinos de alegría y contento,me has llevado a encuentros clandestinos y a citas no programadas, a visitar a mis amigos y a abrazar a mis enemigos,aunque sea 5 minutos; pero hoy, no es la excepción que me veas llorar, y menos por que como otros días, me ves llorar por impotencia,coraje,enojo,frustración por ver mis sueños volar un día antes. Pero aun así, agradezco que entre tus venas me das camuflaje para derramar mis lagrimas, por que no importa cuan llenos vayan tus vagones, o cuanta gente sea la que intente subir al tren, aun así, entre tus ventanas lastimadas y la multitud de gente que me rodea, nadie me ve llorar.




Y no me ven no por que no quieran, sino por que me das un escudo tan grande y tan fuerte, que me siento privilegiada de poder usarlo, un escudo hecho con las prisas y los pensamientos absortos de cada persona, que al ir sumidas en su propio mundo, se olvidan de voltear a verme llorar.

Hoy utilizo el cuchillo que fue clavado en mi espalda para poder escribirte estas lineas, dicen que lo que no te mata te hace mas fuerte, eso es una gran verdad, pero también es cierto que mata una pequeña parte de ti, que hace que cada vez tengas menos sentimientos de aprecio sobre las cosas triviales de la vida en la ciudad y sobre las personas mismas,pero mis sentimientos hacia mi transporte favorito, esos no cambiarán, por que sé en cuál estación de tus lineas me das alegrías, sé en cual me das tristezas, sé en cual me das de comer y de beber, sé en cual me distraes y sé en cual me das abrigo y paz, y sé también, en qué estación al final de las escaleras de salida, me llevas a mi encuentro con Dios...




Conozco cada linea de tu red como la palma de mi mano,sé por donde me brindas el camino largo para poder calmarme, y sé cual es el camino corto para llegar sin prisas. Y he aquí que confieso, que prefiero estar dentro de tus venas, por que entre los miles de gentes que transitan dentro de ti, soy solo una pequeña gota de sangre,una simple plaqueta que contribuye a darle vida a la cuidad a la que le brindas un poquito de emoción con el día a día, y que es feliz caminando entre tus transbordo sin ser descubierta, sin molestar a nadie, y en donde puedo derramar mis lagrimas y dejar mis secretos guardados.



….Por que allá arriba, en el mundo real, para la gente que se me acerca, solo soy otra cosa:


un simple adornito de madera, con el que la gente de la ciudad que me rodea, y por qué no? Hasta los mismos extraterrestres que vienen a pasar unos días aquí, solo usan para jugar....


...Cien mil caballitos de anís,

...Cien mil caballitos de anís....